Novicia Carolina

  • PDF

Sample Image

Me llamo Carolina Peláez, tengo 28 años; nací en Medellín Colombia. Tengo  un hermano mayor y  mis padres están casados.

La primera vez que sentí el llamado a la vida monástica fue  en un encuentro de jóvenes del Camino Neocatecumenal, yo tenia 17 años.

Para resumir todo este tiempo de espera, ahora que ya estoy en este monasterio cisterciense que se llama del Salvador, sólo lo puedo hacer con una palabra: ¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho? Alzare la copa de la salvación e invocare el nombre del Señor (Sal 116,12-13.).

Antes de encontrarme con el amor gratuito de Dios, mi vida era un caos, en un sin sentido profundo de la vida, en todo lo que hacia sólo experimentaba una insatisfacción, y claro, huyendo del llamado. No sólo huía a la vida monástica-contemplativa sino a darme a los demás. Porque el drama de cada uno de nosotros es que no sabemos estar  con nosotros mismos, proyectados hacia el otro.

Antes de entrar en el monasterio, tenia un buen trabajo, amigos, novio, una buena relación con mis Padres. En fin, una vida cómoda. Pero algo en mi interior me decía que la vida, que la verdadera vida, era algo mas que eso que estaba viviendo, y hoy puedo decir que es verdad: el Señor es fiel y da cien veces mas de lo que uno le da.

Un monje me decía que dejara todo por el Todo, pero veo que he dejado nada por el Todo.

El Señor siempre da la gracia de vivir cada día con sencillez en medio de los acontecimientos. Hace poco murió una hermana en el Monasterio. A través de este hecho he visto el paso del Señor en mi vida; la hermana muerte como la llamaba s. Francisco nos despoja de todo y nos hace como niños para poder estar con el Padre.

Claro en este camino siempre ha estado la mejor Maestra en obediencia, castidad y pobreza, la Pequeña Maria, que es figura de la Iglesia que siempre ha ido e ira delante de nosotros.

En medio de mi fragilidad, de mis pecados, sólo me queda bendecir al Señor por la elección que ha hecho conmigo desde antes de la creación y que aquí estoy para hacer su voluntad.

ESTAS AQUI: Inicio

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. saber más... Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. .

Acepto su politica de cookies.